Flores Editor y Distribuidor, S.A. de C.V.

Calle Cuauhtémoc No. 1405 Col. Del Gas

C.P. 02950, Azcapotzalco, México, D.F.

Tels.: (55) 5556-0590 / (55) 5556-7020 / (55) 5355-1108

NOVEDADES

CRIMINALÍSTICA (NUEVOS PARADIGMAS UNA VISIÓN EPISTEMOLÓGICA Y CIENTÍFICA) 2a. ED
  • Roberto Carlos Ramírez Aldaraca
Alguna vez se ha dicho que si cuando pensamos nos limitásemos a pensar todos estaríamos de acuerdo. Se ha dicho, también, que el pensamiento puro, el que es sólo pensamiento, sin contaminaciones sentimentales ni de ninguna otra clase, es siempre infalible y convencería aún al más escéptico. Si nos equivocamos, si discrepamos, si dudamos es porque agregamos a la pura luz del pensamiento nuestras pasiones, nuestros intereses, nuestros deseos y enturbiamos esa luz. Cualquier cosa que se agregue a esa luz pura del pensamiento tiene que enturbiarla. El pensamiento puro nos permite siempre alcanzar la verdad; el pensamiento enturbiado por elementos extraños no nos dará nunca la verdad, nos dará opiniones, conjeturas e incluso suposiciones, pero nunca hipótesis puras, excluyentes o incluyentes, de algún fenómeno en particular. La verdad es válida para todos, es lo objetivo, lo universal. La opinión sólo es válida para mí; es lo subjetivo, lo particular, por ello existe una diferencia entre verdad objetiva, verdad relativa y verdad absoluta. En criminalística compete encontrar la verdad objetiva, no la “verdad histórica de los hechos”. Debemos pelear y realizar revoluciones ideológicas y científicas para alcanzar una verdad científica de lo abstraído fácticamente. La filosofía es la ciencia objetiva de la verdad; tiene que alcanzar siempre la forma de la universalidad y, en este caso, la criminalística debe buscar el mismo sentido, por lo que también “debe” ser (deber ser y ser) una ciencia que escudriñe la verdad y, por encima de todo, la verdad objetiva, nunca “histórica”, pues en la historia se enturbia dicha luz desde el anecdotario del investigador. Pensar es siempre un sacrificio que exige la renuncia a todo lo que sea individual, privado o propio. Cuando lo hacemos pensamos en algo que es lo que queremos conocer; pensaremos mal siempre que a ese algo le agreguemos algo nuestro. Un pensamiento, para serlo, es decir, para ser pensamiento puro, tiene que dejar de ser el pensamiento de alguien, de una persona determinada, y ser totalmente despersonalizado, anónimo. En ciencia forense a ese tipo de pensamiento se le denomina imparcial. El pensamiento puro nos exige colocarnos ante el objeto que queremos conocer, con total imparcialidad, con la serenidad de un Dios a quien nada ni nadie pudiese perturbar, nos exige ser jueces que tengan la imparcialidad de los muertos, nos exige estar por encima de todas las luchas, todas las inquietudes, todas las preferencias.
Detalles
CRIMINOLOGÍA SOCIOLÓGICA
  • Wael Hikal
Esta obra es parte de la especialización de la Criminología, vinculando las áreas sociológica y criminológica a través de la articulación de teorías sociológicas de la criminalidad, revisando diversos autores relevantes en la explicación de la criminalidad desde esta óptica. Con esto, se sistematiza el conocimiento y se tiene una nueva Criminología especializada: La Criminología Sociológica, que ofrece la reunión y organización de las teorías y pensamiento desarrollados en alrededor de 100 años y hasta el presente, pasando por los autores, sus biografías, teorías, estudios, además de ofrecer datos relevantes como su formación profesional, familiar, laboral, cargos que ocuparían, distinciones recibidas, pertenencia a grupos, premios creados a su nombre, libros escritos, entre otros detalles. Para la mejor compresión de esta Criminología Sociológica, los primeros tres capítulos vislumbran la introducción a los objetos de estudio de la Sociología y la Criminología, la vinculación entre estas, las convergencias y diferencias. También, otras criminologías especializadas (Criminología transcultural, Criminología conductual, Criminología etiológica, Criminología familiar, Criminología educativa, Criminología de las conductas adictivas, Criminología infantil, entre otras) en el qué ver social, además de la articulación de otras ciencias sociales (Demografía, Trabajo Social, Estadística, Antropología, Política, Derecho, Historia, Psicología Social) con la Criminología, y cuál es su función. También, se muestran conceptos operacionales para entender las teorías presentadas, recorriendo explicaciones a través de autores de diversos países, así como la contextualización al territorio local, dichas se refieren a la anomia, etiquetamiento, patrones del delito, subculturas delincuenciales, control social, entre otras. Asimismo, en cada capítulo correspondiente a los teóricos expuestos, se propone una Política Criminal basada en los postulados de cada uno de estos. Este libro ofrece la sistematización de las proposiciones de Enrico Ferri, Emilio Durkheim, Gabriel De Tarde, Edwin Sutherland, Albert Bandura, Robert Merton, Talcott Parsons, Albert Cohen, Adolphe Quetelet, Skinner, Richar Cloward, Lloyd Ohlin y Howard Becker, muchos provenientes e influenciados por la Escuela de Chicago y otras.
Detalles
FUNDAMENTO Y APLICACIÓN DEL CRIMINODIAGNÓSTICO EN LA CRIMINOLOGÍA CLÍNICA
  • Lourdes Andrea Linton Padilla
  • Mara Isabel Camarena Rocha
La criminología clínica en México, a lo largo de su historia y aplicación, se ha realizado de manera empírica, por tal motivo ha sido afectada la percepción de esta ciencia al carecer del fundamento científico que permita a los especialistas argumentar objetivamente los estudios clínicos criminológicos. Las reformas en el sistema de justicia penal exigen a criminólogos realmente capacitados en sus áreas de acción, es por ello que esta investigación se basa en establecer 4 aspectos fundamentales mismos que son indispensables al momento de realizar un criminodiagnóstico: la clasificación criminológica, tipos de criminalidad, expansión criminológica y autoría criminológica.
Detalles
Flores Editor y Distribuidor S.A de C.V Todos los derechos reservados ©