Flores Editor y Distribuidor, S.A. de C.V.

Calle Cuauhtémoc No. 1405 Col. Del Gas

C.P. 02950, Azcapotzalco, México, D.F.

Tels.: (55) 5556-0590 / (55) 5556-7020 / (55) 5355-1108

NOVEDADES

ESTUDIOS DE VIOLENCIA
  • Gil David Hernández Castillo
  • Minerva Siller Hernández
Presento ante ustedes, esta especial obra Coordinada por Gil David Hernández Castillo y Minerva Siller Hernández, quienes bajo la visión esencial de conocer las necesidades de estudio focal de las violencias de nuestro presente, desarrollaron la cabal tarea de unir interesantes aportaciones para trasladarnos a escenarios de desenvolvimiento social desequilibrados, que denotan la inclusión de diversos actores receptores de violencia en nuevos espacios o ámbitos de conflicto social. Iniciando con las complejidades del servicio policial ante un ejercicio eficaz reclamado por nuestra sociedad, donde es evidente la presión, el riesgo y la vulnerabilidad, ante la desconfianza letal que configura la actuación policial en nuestro contexto histórico en el capítulo I, reconociendo la exposición en otras formas de expresión de la violencias como la intimidación laboral ante la medición del síndrome de Burnout expresada en Policías por violencia laboral cotidiana expuestas por Jorge De Alejandro Ortiz y Gil David Hernández. Continuando en el capítulo II con otras complejidades en contextos organizacionales ante la crisis eminente de inseguridad por la que atraviesan nuestras sociedades, generando tensión o alteraciones internas que son observadas bajo el enfoque de la Criminología ambiental expuesto finamente el por el Dr. Alejandro Villarreal Guerra. Para pasar a dedicar especial abordaje a la fenomenología de la violencia, ya sea íntima, abierta o coyuntural, pero bajo la óptica adversa de ignorados actores de la misma, como la dirigida contra el género masculino en ambientes íntimos que se describe dentro del capítulo III, denominado “La violencia familiar al hombre: un paradigma silencioso en México” por Gloria Rodríguez Ramos. No sólo los ámbitos legales son expuestos en esta obra, también se incluyen otras manifestaciones de indiferencias varoniles como “la violencia sexual masculina” que detalla Rocío Delfina García en el capítulo IV. Para pasar hacia las limitaciones actuales del derecho, que violentan la forma legal de adopción en nuestro momento histórico ante la problemática de desigualdad y género, estando a cargo este visionario tema por Erick Alberto Durand de Sanjuán que se intitula “El derecho de adopción de los matrimonios entre personas del mismo sexo y sus aspectos constitucionales” dentro del capítulo V; invitándonos a ello la notable aportación de Francesc Guillén en el capítulo VI, “El orden público en las grandes concentraciones de personas. Dinámicas y líneas de intervención”. Ya interesados en todos estos temas anteriores poco explorados recae en la Mtra. Alicia Díaz Martínez y el Lic. Saúl Dávila, el no menos importante de concientización en el capítulo VII “La máxima expresión de la violencia género”, donde a pesar de ser sumamente ex, y por diversos enfoques mediáticos coincido en su ágil aumento acompañado de descuidos legales, culturales, sociales y políticos para el reclamo de su seguimiento en todos los aspectos que configuran al feminicidio. Pero en esta modernidad de damos cabida a un sin fin de espacios de interacción tanto de contacto directo, indirecto para llegar al virtual, donde la violencia es evidente y cotidiana en las redes sociales así Eduardo Valentín Rojas Malacara nos expone “Desviaciones, inseguridad y violencia en las redes sociales virtuales, un abordaje desde el pensamiento complejo criminológico” en el capítulo VIII. Sin duda reflexionando sobre la elección e inclusión de los temas nos invaden diversas interrogantes y cuestionamientos sobre lo hecho, lo justo, lo injusto, lo atendido y lo olvidado, pero para ello ocupa orientarnos María Marcela Granados Shiroma con el excelente capítulo IX: “¿Hacia dónde vamos? La violencia ayer y hoy”. Para finalizar con la magistral elaboración introductoria hacia el reconocimiento de la evolución de los estudios de paz y los conflictos, para generar la posibilidad de construcción de una sociedad sostenida bajo las bases de esta filosofía, por la Mtra. Karen Andrea Quiñones y el Mtro. Jorge Palmer Marrero, a quienes recayó la interesante manera de sumirnos a los ambientes conciliadores para el logro de concordia social en su capítulo X “La paz territorial: una estrategia para la realización del derecho a la ciudad”. Por último, el capítulo XI titulado “Nuevo paradigma para una corporación policial municipal en Reynosa Tamaulipas”, a cargo de la Dra. Cynthia Marisol Vargas Orozco y la de la voz, puntualizando la pertinencia de nuevos modelos en corporaciones policiales, en ciudades, con un sinnúmero de variables sociales, que impactan en la seguridad y con esto generar prevención de la violencia. Sin duda, lo aquí aportado configura muchas de las aproximaciones con respuesta a las violencias de nuestro momento en México y en el mundo. Los invito adentrarse en cada uno de los capítulos aquí expuestos que, sin dudarlo, dará continuidad a lo expuesto.
Detalles
LA BATALLA CONTRA EL SECUESTRO EN MÉXICO
  • Hernán Castillo Villalobos
Para lograr la creación de la presente obra se requirieron muchos años de trabajo y estudio, no sólo de investigación bibliográfica sino también de estudio en el campo de batalla: en las Agencias del Ministerio Público y en la integración de Carpetas de Investigación, por tanto, pretendemos que más que una obra literaria, sea un manual práctico para los operadores del Nuevo Sistema de Justicia. Está escrito con un lenguaje sencillo; se procuró que fuera entendible también para los estudiantes de la carrera de Derecho y para las personas interesadas en el tema. Con esta obra, el autor no pretende competir con otros autores que han tocado el mismo tema, sino por el contrario, la idea es sumar y fortalecer la doctrina jurídica en estas épocas de cambio del Sistema Jurídico en donde aún no está todo escrito. Esperamos que este libro sea de su agrado y que encuentren en él una guía, un modelo, o cuando menos, una ayuda.
Detalles
LA GUARDIA NACIONAL Y SU RELACIÓN CON LA SEGURIDAD PÚBLICA
  • Carlos Guillermo Gómez Zamudio
La seguridad pública como función del Estado, sigue siendo un área vulnerable y una tarea compleja en México, cada sexenio ha establecido su propia Estrategia de Seguridad Pública y en paralelo el modelo policial respectivo, sin embargo, en las dos últimas administraciones la delincuencia ha ganado terreno y con ello la percepción de inseguridad ha crecido, entonces es necesario replantear el tema desde el contexto agravado y proponer en consecuencia soluciones que gocen de eficiencia, eficacia y funcionalidad respectivamente. La presente investigación versa sobre la implementación de la Guardia Nacional en México como parte de un Modelo de Seguridad, institución que se puede definir como cuerpo militar de actuación temporal, conformado por ciudadanos voluntarios que están sujetos a un contrato de reclutamiento que tenga como finalidad llevar a cabo acciones para el mantenimiento de la seguridad interior. Cabe mencionar que la figura de la Guardia Nacional está reconocida por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es un derecho vigente, pero, por razones de voluntad política y legislativa, no ha sido reactivada desde su última actuación en el siglo XIX y principios del siglo XX. Presentar el modelo de seguridad basado en la Guardia Nacional se da en función de recuperar espacios públicos, garantizar el orden y la paz pública y, sobre todo, recomponer las relaciones entre el ciudadano y el Estado mediante un esquema de participación social y de involucramiento directo en tareas de seguridad, la problemática radica en que es una institución normativamente vigente, pero operativamente inactiva. Para la implementación de la Guardia Nacional en México es necesario hacer un análisis en torno a las principales instituciones de seguridad, tomando como referencia las de finales del siglo XX y comienzo del siglo XXI, esto aunado a que se verifica en paralelo el fenómeno de la delincuencia e inseguridad nacional con el objeto de valorar en qué medida dichas instituciones respondieron a las necesidades de la función de seguridad y, por el contrario, cómo abonaron a que exista una crisis de seguridad en el Estado, justificando la incorporación cada vez mayor de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública. La seguridad pública ha cobrado notoriedad como una condición obligatoria y necesaria del Estado para con los ciudadanos, dicha condición se ha venido degradando con el pasar del tiempo y se ha acentuado en la última década, ello a pesar de haber realizado reformas a nivel constitucional en el Estado mexicano. Partiendo de la Reforma de Seguridad y Justicia de junio de 2008 como principal eje articulador de la presente investigación y con la instrumentación del nuevo modelo policial, operado en la misma fecha por la entonces Secretaría de Seguridad Pública Federal a cargo del ingeniero Genaro García Luna, es que se tiene un referente próximo para analizar y evaluar logros, resultados y áreas de oportunidad respectivamente.
Detalles
Flores Editor y Distribuidor S.A de C.V Todos los derechos reservados ©